• PENSAMIENTOS

    Mi amigo Pedro – Sobre el ritmo de la vida

    Que dice mi amigo Pedro que para qué tanto cambio de hora, que él no piensa mover nada. Que para qué le hace falta, dice, si él no tiene que ir a trabajar. Pues es verdad, le digo. Que se mira el reloj, y si marcan las 12 él sabe que son las 11. Esto es sabiduría. Y es que tiene razón, para qué marearse para aquí y para allá. Que lo del tiempo es relativo, y para él eso ya queda en segundo lugar. Y yo le miro, y sólo puedo darle la razón, porque la tiene. Pero luego llega su hijo Martín y, claro, no lo entiende. Que…